Queridos amigos,

 

El centro está trabajando duro para apoyar a las familias que han sido devastadas por el huracán Harvey. Durante este período de recuperación, nos comprometemos a proporcionar asistencia sanitaria y servicios de extensión de la más alta calidad a los necesitados, especialmente los marginados y no asegurados que padecen pobreza y enfermedades crónicas.

Sus contribuciones tienen un impacto significativo en la salud y el bienestar de los niños, adultos y familias vulnerables en nuestra comunidad.

En las secuelas de este desastre natural, nuestra misión de fomentar la salud fuerte en el East End es más importante que nunca. La gente con enfermedades crónicas, como la diabetes y la presión arterial alta, requiere atención médica y dental. Hay niños y familias traumatizados que necesitan asesoramiento y otros servicios de salud conductual.

Su apoyo nos ha proveído recursos para asegurar que podamos ofrecer servicios integrales de salud, con la meta de reducir el impacto del huracán Harvey en la salud física y mental de los residentes locales.

Con su ayuda, vamos a seguir promoviendo un cambio en las vidas de miles de personas marginadas y no aseguradas en el East End y el área metropolitana de Houston. ¡Gracias por su generoso apoyo!

 

Atentamente,

Marcie Mir, LCSW

Directora Ejecutiva